viernes, 28 de diciembre de 2007

QUE VIVAN LAS SONRISAS DE LOS NIÑOS

Con mucha alegria nos sentimos satifechos ya que fue posible con un detalle hacer reir a esos ñiños quienes son el futuro de nuestro pais.

la organizacion wayuumunsurat y viva la mujer, tomaron por sorpresa a un grupo de niño del municipio de riohacha, donde compartieron unas horas maravillos donde esos niños indefensos trasnmitian amor y paz.

todas sus alegria las sentimos ya que ustedes dar fuerza para seguir luchando
por la defensa de nuestros derechos.

Gracias al Padre Gabriel, oscar,damar, martha,victor,wilian,paula,telemina,carmen,juan carlos,Debora, Camilo, Diana rosa,derule,tasharen,rosalba,katy paola,jaque,chondo por su apoyo y solidaridad con esta causa.


miércoles, 26 de diciembre de 2007

MUJER WAYUU REPRESENTANDO UNA LUCHA

Nuevamente La Estirpe Wayuu Se Hacen Sentir En Tierras Extranjeras

Esta ves fue ante la escuela de las americas en fort benning ,georgia columbus ,donde son entrenados muchos de nuestros militares y policias ,para someternos a torturas y violaciones a los derechos humanos y donde han salido graduados personajes de gran relevancia por sus crimenes contra la humanidad como lo es el caso de LEOPOLDO FORTUNATO GALTIERI ,u otro peor como MANUEL ANTONIO NORIEGA, nuestra representante wayuu colombiana manifesto como son sometidos nuestros indigenas ,a travez de homicidios selectivos, desapariciones,mutilaciones,incineraciones,todo esto para poder apoderarse de nuestras tierras ancestrales para sus propositos mesquinos como lo es el narcotrafico .

Para ver el video haga click en el link que aparece abajo

http://es.youtube.com/watch?v=-hMOM7jrKoQ&NR=1

publicado por un aliado de la lucha

viernes, 14 de diciembre de 2007

INDIGENA WAYUU REPRESENTANDO SU RESISTENCIA EN COLOMBIA Y APOYANDO LA PROTESTA EN CONTRA DE LA ESCUELA DE LAS AMERICAS .




Palabreros en dificultades para arreglar conflictos

El Informador
mensajes@el-informador.com


Por Clímaco Rojas Atencio
Corresponsal de EL INFORMADOR

Una veintena de abogados (palabreros) Wayuu se reunieron para disertar sobre las dificultades por las que atraviesan en su ardua profesión de arreglar conflictos entre familias de la etnia Wayuu.
Las autoridades del convencimiento por medio de la oratoria llegaron luciendo sus vestimentas típicas al primer encuentro regional de palabreros Wayuu que se realizó en el centro cultural de Riohacha.
Los palabreros que en Wayunaiki se llaman «putchipu» llegaron procedentes de diferentes zonas de toda la península guajira colombiana y la venezolana. Esta convocatoria es producto del primer encuentro regional en donde se hicieron talleres y éstos se realizaron en varios lugares de la parte Norte de La Guajira.
Este proceso se ha denominado PIRS (Plan de Identificación y Recomendaciones de Salvaguardia) de las manifestaciones culturales de la institución del palabrero Wayuu y es organizado por el Observatorio del Caribe Colombiano La mayoría de los Palabreros ya había asistido a los talleres realizados en marzo pasado en Uribia, Riohacha y Nazareth. Se trataba de identificar las manifestaciones asociadas a la institución del palabrero como la economía tradicional, la lengua (Wayuunaiki), la indumentaria, los recursos retóricos y los elementos materiales y estéticos de la compensación.
Cabe recordar que en noviembre de 2004 el Ministerio de Cultura declaró al Palabrero Wayuu como bien de interés cultural del país. «Este es un proyecto del Ministerio de Cultura y el Observatorio del Caribe colombiano que pretende tomar las medidas necesarias para que fuera declarada bien de interés cultural de Colombia, y pueda ser protegida con las medidas que la comunidad”.
El Antropólogo Wildler Guerra Curvelo, director del proyecto PIGS, indicó que este encuentro hace parte de las iniciativas del Ministerio de Cultura para conservar la capacidad creadora de la Institución del Palabrero, después de su reconocimiento como Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional en 2004.
«Las recomendaciones que salgan de aquí serán adoptadas como políticas públicas a favor de la salvaguardia del Palabrero», precisó Guerra Cúrvelo. Entre las intervenciones de los Palabreros, podemos resaltar la de Sergio Cohen, de 60 años, un indígena que habita en la Alta Guajira que en su disertación se refirió a la necesidad de conformar una organización regional de palabreros en la cual estén agrupados todos los Wayuu incluidos los que residen en Venezuela ya que en ese país se encuentra el 40 por ciento de la población Wayuu.
El indígena dijo que se necesita que defiendan los principios y el derecho al territorio, que hoy son amenazados por la intromisión de los arijunas (no Wayuu) en su cultura que en muchos casos se han tomado las tierras para realizar actos delictivos.
http://www.el-informador.com/detgua.php?id=24609

jueves, 13 de diciembre de 2007

Los palabreros Wayúu defienden su tradición

Por Yira Patricia Ibarra
Corresponsal en Riohacha

Luciendo su vestimenta típica, más de veinte palabreros de la etnia wayuu llegaron puntuales al centro cultural de Riohacha para cumplir la cita con el primer encuentro regional.
Los ‘Putchipúu’ (palabrero en wayunaiki) vinieron procedentes de diferentes zonas de La Guajira.
Al evento, que contó con la realización previa de un foro abierto en el que los mediadores indígenas expusieron sus inquietudes y comentarios sobre sus necesidades, asistieron también diferentes representantes de instituciones de Colombia y Venezuela.El primer encuentro regional es el resultado de los talleres que se realizaron en varias localidades de la península como parte del proceso denominado Pirs (Plan de Identificación y Recomendaciones de Salvaguardia) y a través del cual se reconocen las manifestaciones culturales de la institución del palabrero.
En noviembre de 2004 el Ministerio de Cultura le dio al ‘Putchipúu’ la categoría de bien de interés cultural del país.“Este es un proyecto del Ministerio de Cultura y del Observatorio del Caribe colombiano, que busca tomar las medidas necesarias para que una institución que fue declarada bien de interés cultural de Colombia pueda ser protegida con las medidas que la comunidad y los actores recomienden para su implementación”, afirmó Weildler Guerra Curvelo, director del proyecto.
Los palabreros asistentes al evento valoraron la importancia del reconocimiento institucional como mecanismo de apoyo y solicitaron la expedición de un carné que los identifique como ‘jueces’ antes las autoridades.
En el acto se expusieron las situaciones que amenazan la supervivencia del palabrero: el debilitamiento de la cohesión familiar, la crisis en la economía tradicional, los procesos de urbanización y la presencia de grupos armados ilegales en su territorio.
El palabrero wayuu es un mediador entre los conflictos que se presentan en su comunidad y goza de respeto y admiración por parte de los demás integrantes de su raza. Su palabra se considera sagrada, pues la tradición —desde los lejanos tiempos en que era leyenda— demostró la efectividad y los buenos resultados de la intemediación.
Además, se desenvuelven en todo el territorio guajiro en busca del arreglo de conflictos que van desde accidentes hasta litigios por tierras.Para el palabrero wayúu Rafael Arpushaina, de la comunidad el dividivi de Riohacha, la institución del palabrero es muy importante en el territorio porque la población los necesita para la resolución de todo tipo de conflictos.
“Los palabreros tienen que ser serios en sus trabajos, un palabrero nace con la gente y están instituidos para resolver problemas. Hay unos que arreglan solo un tipo de problemas como accidentes, muertos por tiros, problemas por tierra, y robos; otros ‘arreglan’ matrimonios. Yo soy palabrero para todo: arreglo asuntos de todo tipo... a veces el caso pasa a asuntos indígenas para que la historia quede escrita, y después va a la Fiscalía”, expresa Arpushaina.Según el investigador del laboratorio de antropología social de la Universidad del Zulia en Maracaibo, Carlos Valbuena, el manejo que los palabreros wayuu le dan a los conflictos es un ejemplo que debe imitar la sociedad occidental.
“El saber wayuu sobre la conciliación, la solución de conflictos y la mediación, es uno de los elementos más importantes en una cultura ancestral como la de esta etnia”, dijo.Valbuena ha llevado a cabo en los últimos años una investigación en diferentes poblaciones wayuu de Venezuela para aproximarse al universo simbólico de esta cultura indígena: “en nuestra investigación hemos podido constatar que, a pesar de que algunas cosas cambian, los elementos esenciales en los wayuu permanecen firmes. Uno de ellos lo constituye el sistema de mediaciones legales, el valor de la palabra y la ‘negociación’ posible entre uno y otro grupo. También hemos podido ver que es importante y crucial que la cultura wayuu mantenga no solo su lengua sino sus instituciones más importantes como la del palabrero”, sostuvo.

domingo, 9 de diciembre de 2007

TIERRAS WAYUU

NUEVAMENTE EL PUEBLO WAYUU ENGAÑADO CON LA AYUDAD DE GUAJIROS QUE SOLO TIENEN EL SIGNO PESO EN LA FRENTE.Una vez mas las multinacionales quieren robarse nuestros recursos naturales ofreciendo a nuestros wayuu soluciones de vida a corto plazo pero todos saben que a largo plazo sera la destrusion de una cultura ademas de nuestros usos y costrumbres ancestrales cuando estas multinacionales empiezen apoderarse de nuestras tierras desangrandolas hasta que ya no quede nada solo por una miserables monedas que nunca llegan a nuestro pueblo sino a manos de los gobernantes de turno.
Lastimosamente se aprovechan de la inocensia de nuestro pueblo burlandose de nuestra cultura utilizando nuestro baile tradicional para tratar de crear adeptos dentro de nuestra gente cuando la realidad de su pensamiento es sinico y mesquino.
Por: Kalaila

Wayuu piden protección para el gasoducto transcaribe

Para los indígenas wayuu los malos espíritus que rodean la ubicación del gasoducto transcaribe ya pueden estar tranquilos luego de la celebración el jueves pasado de doce horas de yotna, realizada en una ranchería ubicada en el kilómetro 58 de la vía que conduce de Riohacha a Maicao.

Por Yira Patricia Ibarra
Corresponsal en Riohacha

Para los indígenas wayuu los malos espíritus que rodean la ubicación del gasoducto transcaribe ya pueden estar tranquilos luego de la celebración el jueves pasado de doce horas de yotna, realizada en una ranchería ubicada en el kilómetro 58 de la vía que conduce de Riohacha a Maicao.
A ritmo de su baile tradicional, los indígenas wayuu de la Comunidad de la Cruz imploraron a los espíritus la protección para las obras del gasoducto transcaribe ‘Antonio Ricaurte’ inaugurado oficialmente el pasado 13 de octubre por parte de los presidentes de Colombia, Venezuela y Ecuador.
La ceremonia, a la cual asistieron más de cien personas, hacía parte del compromiso de respeto a las costumbres indígenas que la multinacional Pdvsa había hecho con los nativos antes de comenzar la construcción del gasoducto.
“La comunidad wayuu asentada en este punto hizo la solicitud de hacer una gran ceremonia de respeto a la madre naturaleza, a los espíritus, porque la tierra iba a ser intervenida por primera vez por un proyecto de este tipo, ellos dijeron que respetando este factor espiritual queremos que se nos haga una yotna”, aseguró Juan Pablo Epieyu, profesional de área social de Pdvsa.Para los indígenas la celebración de este ritual era de suma importancia ya que según ellos de esto dependía el alejamiento del diablo y la paz de este lugar.
“Ellos llegaron y hablaron con nosotros, ese día una tía mía estaba aquí y dijo que cuando se abre la zanja hay que hacer comilona pa’ que se harte el diablo, a él le gusta andar debajo de la tierra y eso fue anotado por ellos, hoy gracias a Dios cumplieron”, dijo Juana Urariyu Pushaina, autoridad wayuu de la Comunidad de la Cruz.
La yotna es considerada por los wayuu como una vía para mantener la armonía, evitar los infortunios, las enfermedades y la muerte. “La yotna es para que baile el diablo y tome chirrinchi, coma y se contente, eso es todo lo que hace y nosotros estamos contentos, el diablo y los espíritus están aquí para que protejan todo esto y que se aleje de nosotros el mal”, afirmó la indígena wayuu.El gasoducto transcaribeño tiene una extensión de 225 kilómetros y 26 pulgadas de diámetro, con una capacidad para transportar diariamente 500 millones de pies cúbicos de gas. Inicialmente esta gran obra enviará cincuenta millones diarios de pies cúbicos de gas desde los pozos de Ballenas, en La Guajira, hasta las plantas en inmediaciones del lago de Maracaibo, Estado Zulia.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Drummond explorará tierras guajiras en busca de gas

El Informador
mensajes@el-informador.com

Por Ernesto Acosta Solano
Redactor de EL INFORMADOR

Los funcionarios de la Drummond, Hugo Materón de la división de tierras y Marcos García del departamento ambiental, en el salón de actos del Concejo Municipal de Maicao, socializaron el proyecto que busca explorar tierras guajiras en busca de gas natural.
Dicha exposición se realizó la mañana de ayer a la comunidad de Maicao y se pudo conocer que este programa de exploración se había cumplido en los corregimientos de Patilla, Chancleta y Roche en el Municipio de Albania, para luego iniciar el proceso preliminar en el municipio fronterizo de Maicao.
El negociador de tierras de la multinacional Drummond, Hugo Materón en su intervención manifestó que el norte del departamento de la guajira tiene un bloque de tierra muy grande para lo cual están informando a los Alcaldes cual será el proyecto que se desarrollará y a medida que se vayan ubicando las zonas se informará a las autoridades y al misma comunidad cuando van a iniciar los trabajos de exploración con los equipos en los campos de trabajo.
El alto funcionario de la Drummond explicó que suscribirán unos compromisos con la comunidad y los propios dueños de las tierras a quienes se les respetarán la titularidad de cada predio en donde se van a realizar las labores exploratorias “Son compromisos que quedan firmados por los representantes de la empresa para darle fiel cumplimiento a la labores descritas en el documento” anoto Hugo Materno.
A su turno Marcos García del Departamento ambiental de la Drummond aseguró que la idea es apostarle a un proyecto innovador en la cual la empresa Drummond es la única en Latinoamérica que está realizando la asociación del Gas con carbón y se quiere vincular a esta región inicialmente explorando sus tierras.
Por su parte la alcaldesa del municipio Daysi Hernández de Fernández, solicito a la Drummond, que deben tener un acompañamiento de la administración municipal para iniciar las labores de exploración, porque de esta manera se evitaran dolores de cabeza más adelante con los propietarios de los predios. La mandataria dijo que todo aquello que vaya en progreso de su municipio recibirá el apoyo del centro administrativo Municipal “porque para nosotros es maravillosos y de gran beneficio que en Maicao se exploren tierras para el gas y sabemos que aquí hay gas” dijo Daysi Hernández, alcaldesa de los Maicearos.

viernes, 30 de noviembre de 2007

BAHÍA PORTETE. “Víctimas requieren apoyo psicosocial”: Defensor del Pueblo


Fiscalía colombiana intervendrá en investigación del ataque paramilitar

Texto: Anyibel Ramírez Y.
periodico: PANORAMA de Venezuela.

Unos seis soldados del Ejército custodian las 16 familias que permanecen en la zona incursionada. El Acnur de Bogotá tiene conocimiento de la acción en contra de los indígenas.
Grupos familiares no han regresado a la comunidad porque temen que se produzca otro hecho violento.
Luego de la conformación de un consejo de seguridad instalado en Riohacha, capital del Departamento de la Guajira, se solicitó la intervención de la Fiscalía colombiana en la investigación de la incursión paramilitar que se registró, el pasado viernes 23 de noviembre, en la ranchería de Hichitou, ubicada a dos horas de Bahía Portete.
Así lo informó el Defensor del Pueblo del Departamento de la Guajira, Fernando López, quien detalló que los acuerdos se establecieron después de la visita que efectuaron a la zona, el domingo 25 de noviembre, para constatar la presencia del grupo rebelde en la Alta Guajira.
El consejo estuvo presidido por José Mejías, representante del Gobierno departamental. López mencionó que durante la inspección a la ranchería se recolectaron fusiles provenientes de armas de largo alcance.
“Con las pruebas recolectadas en el sitio, esperamos que la Fiscalía pueda esclarecer lo ocurrido la mañana del viernes 22 de noviembre”.
La lejanía del poblado indígena al municipio de Riohacha, facilitó la incursión paramilitar en contra de los pobladores de la etnia wayuu, destacó el Defensor del Pueblo.
Al margen de las reuniones que se han efectuado durante el curso de las investigaciones, la Defensoría emitió un comunicado para dar a conocer el ataque. “Ya las autoridades regionales de Bogotá saben de la situación, todas están comprometidas y se espera que colaboren en la revisión y represión del grupo irregular que pone en peligro a toda la comunidad indígena”, sostuvo López.
Silencio gubernamental
El asalto contra los habitantes de Hichitou acentúa la desconfianza de estas personas hacia las fuerzas militares colombianas. “El Gobierno no está pendiente de estos problemas, nos están masacrando y no dicen nada.
El problema es que el indígena no cree en el Ejército. ¿ Qué hacen con estar allí si permiten que maten al wayuu?”, dijo Débora Barros Fince, líder indígena, afectada durante la masacre acaecida en Bahía Portete en el 2004.
La insurgencia paramilitar busca, según Barros, generar terror en estos habitantes. “Ellos lo que quieren es producir el desplazamiento de todos y así tener total dominio de la zona”.
A pesar de la situación, la líder indígena, quien forma parte de la comisión que está siguiendo el caso, mencionó que unos seis soldados colombianos permanecen en la ranchería, proporcionando protección a las 16 familias que se encuentran allí.
López, por su parte, señaló que existen familias que aún permanecen escondidas en las adyacencias de la comunidad. “Sabemos que hubo desplazamientos internos por temor a que se produjeran nuevos ataques”.
Las personas que no abandonaron el asentamiento indígena requieren atención psicosocial. El Defensor confirmó que el próximo martes la Defensoría de la Alcaldía de Uribia, Acción Social, Bienestar Familiar y Cruz Roja Internacional acudirán a prestar la ayuda humanitaria.
El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Bogotá ya tiene conocimiento de la insurgencia contra civiles indígenas, según indicó Gustavo Valdivieso, vocero del departamento de información
Se está efectuando la investigación a partir de los datos que ha aportado la Defensoría del Pueblo. “No se pueden emitir anuncios oficiales, en estos momentos se está tratando de reunir toda la información”, agregó el vocero.

miércoles, 28 de noviembre de 2007

FRONTERA. ATRIBUYEN UN HERIDO Y UN DESAPARECIDO AL MISMO ATAQUE DE UN GRUPO PARAMILITAR

Foto: organizacion Wayuumunsurat

Denuncian otra muerte en manos de irregulares en Bahía Portete
Texto: Yesenia Rincón Castellano
Periodico: Panorama de Venezuela.

Una vocera de la comunidad de desplazados de la zona de la Alta Guajira realizó el comunicado. Las tres víctimas son de una misma familia y parientes del clan Uriana, atacados en la masacre del 18 de abril de 2004.
Bahía Portete, poblado de la Alta Guajira colombiana donde sus antiguos moradores desplazados a varias zonas de Colombia y Maracaibo, llevan en los ojos la masacre ocurrida 18 de abril de 2004 por ataques de un grupo de paramilitares, ahora denuncian que hace cuatro días una nueva incursión de irregulares en su territorio generó la muerte de un indígena wayuu, un herido y un desaparecido.
Así lo divulgó Debora Barros, líder de la comunidad de desplazados de Bahía Portete, en un llamado que denominó “acción urgente a la comunidad nacional e internacional”, vía correo electrónico a los medios de comunicación fronterizos.
La dirigente comunitaria precisó ayer que fue el pasado 23 de noviembre cuando Chichi Epinayú, de 35 años, fue asesinado; Julián Epinayú, de 68 años, fue secuestrado; y Masparray Epinayú, logró sobrevivir al ataque, pero resultó gravemente herido por armas de fuego.
Las tres víctimas son de la misma familia y parientes del clan Uriana, que fueron víctimas agredidos durante los hechos del año 2004, donde según cifras de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) hubo 12 personas asesinadas y 30 desaparecidos, pese a que la Fiscalía de Colombia sólo encontró tres cadáveres.
La vocera de los desplazados atribuyó el ataque al grupo paramilitar Contrainsurgencia Wayuu al mando de un hombre de alias “Pablo”.
“Una vez más nos damos cuenta que todas esas historias que nos pintan las autoridades del Estado (colombiano) acerca de un retorno para nuestras tierras ancestrales están muy lejos de hacerse realidad, debido a que no existe garantía alguna para nuestra comunidad”, dijo con preocupación la mujer.
Sobre los nuevos acontecimientos, Norah Strauton, representante en el Zulia del Alto Comisionado para las Naciones Unidas (Acnur) desconoció la situación y se comprometió a investigar.
Retorno
Deborah Barros insistió que, con el nuevo hecho de violencia, se hace imposible que los ciudadanos en tránsito vuelvan a Bahía Portete.
Desde el 22 de agosto de 2004 el Gobierno colombiano anunció el retorno de 750 indígenas de las comunidades de Bahía Portete, Sucaramana, Bahía Hondita y Bahía Honda, porque tendrían las garantías de seguridad brindadas. Pero sólo unas 600 personas regresaron y más de mil emigraron.
La Onic reporta que a Uribia, que queda a una hora de la bahía, llegaron 298 desplazados. En Maicao estuvieron 284 paisanos y a la parroquia Idelfonso Vásquez, del noroeste de Maracaibo arribaron 313 del clan Uriana y Epinayuu, según la Cruz Roja venezolana.
En la página web de un medio radial de la zona, Radio Indymedia, se reporta el nuevo hecho de violencia y citan a “voceros policiales” que atribuyen la matanza del año 2004 a que quisieron sacar a los wayuu de su territorio para apoderarse de las rutas estratégicas para el tráfico de drogas, armas y otros negocios ilegales como el contrabando de gasolina.

martes, 27 de noviembre de 2007

Comisión viajó hasta el sitio Defensoría confirma incursión paramilitar en la Alta Guajira



El Informador
mensajes@el-informador.com

Riohacha Unos veinte hombres portando armas largas y uniformes de uso privativo de las Fuerzas Militares incursionaron en una comunidad de la etnia Wayuu en la Alta Guajira y dieron muerte a un nativo, hiriendo a otro y uno más se encuentra desaparecido, así lo explicó el Defensor del Pueblo Seccional de La Guajira, Fernando López Suárez. Hasta el domingo pasado llegó al lugar de los hechos una comisión integrada por el Defensor del Pueblo, Fernando López Suárez; la líder Indígena, Débora Barros Fince; el segundo Comandante de Policía La Guajira, Coronel Eduardo Prieto Carreño, miembros de la Dijin de Bogotá y un contingente de soldados.
Las victimas de la incursión del grupo irregular fueron identificadas por la Defensoría del Pueblo como Marcelino Epinayú, el herido Marparair Epinayú y Julián Epinayú de 68 años, quien se encuentra desaparecido.
El funcionario indicó a EL INFORMADOR La Guajira que “nos trasladamos a la comunidad de Hichitou, que está ubicada más arriba de Bahía Portete, el pasado viernes 23 de noviembre sobre las 10 de la mañana en el que pudimos confirmar que alrededor de veinte hombres armados, con fusil AK, municiones 7.62, incursionaron usando uniformes camuflados, de color verde y beig encubiertos con pasamontañas, motorizados en dos vehículos de color blanco.” Según López Suárez “los nativos se encontraban bajo la absoluta indefensión, los paramilitares dispararon indiscriminadamente, con el resultado de un indígena muerto, uno herido y otro desaparecido.
Los responsables de este ataque después de escuchar a la comunidad los sometieron y según se confirmó hacen parte del Bloque Norte de Contrainsurgencia Wayuu, quienes dejaron intenso dolor y desplazamiento interno a la comunidad Hichitou.” Según se pudo conocer los indígenas se desplazaron hacia el monte por temor y los integrantes del grupo armado se apropiaron de sus pertenencias, generando que los animales y sus tierras se perdieran. Recordó el funcionario del Ministerio Público que ellos hace un año llegaron procedentes de Maracaibo, a donde habían huido por la masacre de Bahía Portete y regresaron a ese sitio bajo la esperanza del retorno anunciado el Gobierno Nacional.
En estos momentos manifiestan inseguridad en la zona y trauma en los niños, puntualizó el Defensor del Pueblo, Fernando López Suárez, quien al tiempo asegura que este hecho lo dará a conocer a todas las instituciones del Estado e incluso lo llevará al Ministerio de Relaciones Exteriores, porque este atropello a los aborígenes ha sido recurrente.
Cabe recordar que en su edición de ayer lunes el Semanario La Guajira* la líder indígena Débora Barros Fince lo había denunciado, en ese sentido “ella tenía razón, sí hubo incursión de un grupo de bandas criminales, pero estamos tras de ellos”, con esa palabras el Comandante de la X Brigada Coronel Fabricio Cabrera Ortiz, reconoció lo sucedido en la Alta Guajira. Cuando los indígenas vieron que venían militares salieron corriendo de sus viviendas para el monte ocultándose de los uniformados, porque pensaban que eran los mismos que habían penetrado violentamente a su comunidad con el saldo ya referido, expresó Débora Barros Fince.
La líder autóctona dijo que “se logró contabilizar 19 familias, pero son más, ya que unas se desplazaron para otro sector huyéndole a las balas del paramilitar alias ‘Pablo’.” En tal sentido, la delegación concluyó que se necesita brindarle protección y se determinó que seis soldados le ofrecerán protección a la comunidad. Por otro lado el alto oficial del Ejército también aseveró que en la Alta Guajira se encuentran unos 140 hombres que están detrás de la banda criminal que presunta cometió en crimen.

sábado, 24 de noviembre de 2007

ACCION URGENTE A LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL


La comunidad desplazada de bahía portete, ubicada en la alta guajira colombiana denuncia la nueva incursión paramilitar del grupo CONTRAINSURGENCIA WAYUU al mando de alias " PABLO " en sus territorios ancestrales que han sido una vez mas bañados en sangre, esta vez las desafortunadas victimas de estos mercenarios fueron : CHICHI EPINAYU de 35 años de edad quien fue vilmente asesinado ayer 23 de noviembre, JULIAN EPINAYU de 68 años de edad fue secuestrado sabe dios con que fin y que estará padeciendo o si ya estará muerto, quizás después de haber sido objeto de torturas u otro tipo de aberraciones que utilizan estos sanguinarios para causar el terror a nuestras familias y lograr sus objetivos criminales, así mismo MASPARRAY EPINAYU, logro sobrevivir y se encuentra con graves heridas causadas con las armas de fuego de estos desalmados todos miembros de el clan EPINAYU y familiares del clan URIANA quienes fueron victimas de los hechos del 18 de abril del 2004.

Una vez mas nos damos cuenta que todas esas historias que nos pintan las autoridades del estado acerca de un retorno para nuestra comunidad están muy lejos de hacerse realidad, debido a que no existe garantía alguna de parte del estado para que nuestra comunidad pueda retornar a sus tierras de donde nunca debieron haber salido.

A los que aun siguen negando la presencia permanente de los " paracos " o como se hacen llamar ahora "AGUILAS NEGRAS " para delinquir sin que su patrocinador principal, EL ESTADO salga perjudicado por que según ellos ya no hay paramilitares en la alta guajira, ni en Colombia, que van a decir esta vez para justificar sus crímenes de lesa humanidad que hoy enlutan nuestro pueblo y nos llenan de dolor e impotencia, que, acaso éramos secuestradores o ladrones como lo dijo el mercenario JORGE 40, el 8 de noviembre de este año en versión libre en Barranquilla o en esta oportunidad de qué nos señalaran.

"Hoy no hay paramilitarismo "Uribe. El tiempo. Sábado 21 de julio 2007.

EXIGIMOS:
Una comisión urgente al lugar de los hechos.
Defensoria del pueblo.
Fiscalia General de la Nación.
Procuraduría General de la Nación.
OEA.
CNRR.
ONU.
ONIC.


Favor dirigir las ACCIONES URGENTES a los siguientes correos y direcciones:

Presidencia de la RepúblicaDr. Álvaro Uribe Vélez,Cra. 8 No..7-26, Palacio de Nariño, Santa fe de Bogotá.Fax: (+57 1) 566.20.71
E-mail: auribe@presidencia.gov.co

Vicepresidencia de la República
Dr. Francisco Santos
Vicepresidencia de la República
E-mail:fsantos@presidencia.gov.co

Presidencia ECOPETROL S.A.
Dr. Javier Gutierrez Pemberthy
Javier.Gutierrez@ecoeptrol.com.co

Programa Presidencial de Derechos Humanos y de Derecho Internacional Humanitario.
Dr. Carlos Franco
Calle 7 N° 5-54
TEL: (+571) 336.03.11
FAX: (+57 1) 337.46.67
E- mail: cefranco@presidencia.gov.co
E-mail: fibarra@presidencia.gov.co

Comisión Interamericana de Derechos Humanoscidhoea@oas.org

Representante Permanente de la OIT en Colombia
Dr. Marcelo Castro Fox
Dirección: Av. 82. No. 12-18 Oficina: 504.Teléfono: 623 75 86.Bogotá D.C.
E-mail: castrofox@oit.org.pe

Procuraduría General de la Nación
Dr. Edgardo José Maya VillazónCarrera 5 No. 15-80Santa Fe de Bogotá.
Fax: (+57 1)342.97.23
Fiscalía General de la Nación
Dr. Mario Iguarán Diagonal 22 B No.52-01Santa fe de Bogotá.
Fax: (+571) 570 20 00
Unidad de Derechos Humanos y de Derecho Internacional Humanitaria
Defensoría del PuebloDr. Volmar Antonio Pérez Ortiz.Calle 55 No. 10-32 Santa Fe de Bogotá. Fax: (+571) 640 04 91
E-mail:secretaria_privada@hotmail.com

Organización Wayuu Munsurat
E-mail: wayuumunsurat@yahoo.com



Dirigente wayuu – Guajira – Colombia.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

MERCENARY JORGE 40 ADMITS 5 MASSACRES, ONE OF THOSE IN BAHIA PORTETE IN APRIL OF 2004. THE COOPERATION BETWEEN PARAMILITARY AND MILITARY GROUPS IS CONFIRMED.

By: Debora Barros Fince

TWELVE INDIGENOUS WAYUU WERE ASSASSINATED WHEN PARAMILITARY AND MILITARY SOLDIERS COMMANDED BY "PABLO" AND "CHEMA BALA" ERUPTED ONTO THE BAY DESPITE THE URGENT CALLS FOR HELP THE COMMUNITY MADE TO THE MILITARY. MONTHS AGO IN A COURT HEARING OF THE CRIME, A PARAMILITARY CONFESSED THAT THE MASSACRE HAD BEEN PLANNED AND COORDINATED WITH OFFICIALS FROM THE CARTAGENA BATALLION, WHICH CARES FOR THE INSTALATIONS OF THE CERREJON COMPANY, INTERESTED IN EXPANDING THE AS A PARAMILITARY OBJECTIVE.

The mercenary Jorge 40 confessed in a public hearing in the city of Barranquilla on November 8th, 2007 that his team committed 5 massacres, in which the Bahía Portete Massacre that took the lives of 12 indigenous Wayuu is included. This confession confirms the activities of these mercenaries through the Atlantic Coast is at the service of multinational companies and national monopolies that choose methods of crime, terror, forced disappearance, the massacre and selective killings as the form to appropriate the "necessary" lands and ports for the development of their economic projects.

The paramilitary also confessed other massacres that were with corporate interests such as in el Cesar, Magdalena and in La Guajira where mining companies, agroindustry, tourism, maritime and port operations developed activities that submitted their workers and the local population to the persecution of these criminals who were "protecting" these economic interests and creating hundreds of victims in the process. This time it was the Wayuu community of Bahía Portete, that has been denouncing these acts for years through their community spokespeople, whom which the paramilitaries, the government and multinational companies accuse of being collaborators of the insurgency, kidnappings, thieves and so forth. This has been a driving force in delegitimizing our struggle and their occupation of ancestral territory.

Just as the evidence and confessions show, many contributed by the same militaries and paramilitaries, that these operations counted on the support of the armed forces that covered and protected these criminals, as described by one of the paramilitaries that took part in the Bahía Portete Massacre, who told how the massacre had been planned in collaboration with a member of the Cartagena Battalion.

In conclusion the confirming of the known that there were paramilitaries in the region of the Alta Guajira at the time of the massacre, which has always been denied by the governor, the mayor of Uribia, the armed forces and now it is completely clear, the presence of the army on April 18th, 2004. We ask that Jorge 40 in the hearing scheduled for February 18th, 2008 clarify these accusations of thieves and criminals. We now wait for justice to be served.

We call out to all social organizations, non governmental organizations, labor unions, communities to demand that the Álvaro Uribe Vélez administration end this impunity; bring to justice these war criminals in a process that brings forth truth, justice and reparations for the victims of these mercenaries.

El día 13/11/07, Organización Wayuu Munsurat <wayuumunsurat@yahoo.com> escribió:

martes, 13 de noviembre de 2007

Familia Wayuu rechazan declaraciones de ‘Jorge 40’ que enlodó su buen nombre

Las familias Wayuu rechazan Declaraciones del Paramilitar mas sangriento y consentido del presidente Alvaro Uribe Velez




riohacha 13 de noviembre 2007.


Débora Barros Fince, en representación de su familia Fince Uriana, rechazó enfáticamente las declaraciones de ‘Jorge 40’, en el sentido que las personas que murieron en la masacre de Bahía Portete, en la Alta Guajira, el 18 de abril del 2004, eran atracadores y secuestradores.

Una de las afectadas afirma que su familia ha vivido del comercio “nosotros siempre hemos sido comerciantes, negociantes de artesanías y de las tiendas. Residíamos en la Alta Guajira en unas condiciones muy dignas, teníamos todo. Así fue que logramos estudiar por ejemplo yo lo hice con el sacrificio de mi madre, soy una abogada,” aseguró Débora Barros Fince.
Sigue diciendo la querellante Barros Fince que por la posición socio económico de su Familia y buenas relaciones dentro de la comunidad, siempre sacaban un concejal, Roland Fince, que fue elegido en tres períodos consecutivos.
La representante de la Familia Fince Uriana afirma que del ex comandante paramilitar se esperan muchas cosas, hoy está manchando el nombre de una comunidad, de una familia y queremos decirles a la sociedad que nosotros jamás hemos estado vinculados a ningún tipo de hecho, el cual él nos sindica y le pedimos que en la audiencia fechada para el 28 de febrero del año entrante, nos aclare esa acusación.”

Por otra parte, Barros Fince dice que entre las conclusiones queda al descubierto que si existió paramilitares en esa época “con eso se confirma que todo el tiempo hubo presencia paramilitar en la Alta Guajira, siempre lo negó el gobernador, el alcalde de Uribia, lo negaron todas las fuerzas públicas y ahora queda totalmente claro, la presencia del Ejército a través del batallón Cartagena con el coronel Wilches que si participaron en la masacre.”
También dijo que los Wayuu nunca estuvieron equivocados, ya falta poco para demostrar y se aclare la verdad sobre el caso, ahora esperamos que se haga justicia.

Para el comandante de la Décima Brigada del Ejército Fabricio Cabrera Ortiz, realmente considera las aseveraciones muy serias “la señora Débora tendrá los elementos de juicios y de hecho para que los suministre a las autoridades correspondientes con el propósito que se hagan las investigaciones del caso.”

Como se recordará el 18 de abril del 2004, irrumpió en Bahía Portete en la Alta Guajira, un grupo armado bajo el mando de ‘Pablo’ y ‘Chema Bala’ que dispararon contra un grupo indígena, ahí murieron según Débora Barros Fince mis tres tías, Rosa, Diana Fince Uriana y Margot Epinayú Ballesteros. También murieron Rubén Epinayú y Roland Ever Fince, todos miembros de mi familia. Después de eso hubo el desplazamiento más grande que haya existido en la historia del pueblo Wayuu, hoy están refugiadas en Venezuela 320 personas.

mensajes@el-informador.com

Familia Wayuu desmiente a ‘Jorge 40’

Por: Elheraldo Judicial
10 de noviembre 2007


Carmen Fince, Débora Barros Fince y Telemina Barros, líderes indígenas de la familia Wayuu, en visita ayer a EL HERALDO desmintieron las versiones entregadas por el ex paramilitar ‘Jorge 40’ en el sentido que las personas que murieron el 18 de abril del 2004, en la masacre de bahía Portete, en la Alta Guajira, eran atracadores y secuestradores.

“Yo intervengo no solamente en representación de las víctimas de esa matanza, sino de la comunidad desplazada y refugiada en Maracaibo, Venezuela, para decir que nosotros nunca hemos sido ni secuestradores ni ladrones, porque hemos estado acostumbrados a trabajar”, sostuvo la joven abogada Telemina Barros Fince.

Agregó que “no sabíamos que los menores que murieron en la masacre, como Reina Fince Pushaina, de solo 13 años, era una secuestradora, pero lo que sucede es que ‘Jorge 40’ lo que desea ahora es presentar una excusa ante la atrocidad cometida”.

Añadió la líder indígena que “tampoco sabíamos que Margoth Fince, una mujer mayor de 70 años, artesana y autoridad tradicional, fuera ladrona, como él ahora quiere presentarla”.

Sostuvo, además, que Rosa Cecilia Fince y Diana, enseñadas a la artesanía y al comercio, escondieran jamás en sus casas a personas secuestradas, “lo que sucede es que ‘Jorge 40’ ha tomado como costumbre la de manchar las memorias de todas sus víctimas”.

También señalaron que Bahía Portete es un pueblo fantasma y que en esa región aún continúa delinquiendo el paramilitar alias ‘Pablo’, quien no se ha desmovilizado.

viernes, 9 de noviembre de 2007

JORGE 40 POR FIN CONFESO LA MASACRE DE BAHIA PORTETE


En el reporte judicial del heraldo, jorge 40 confeso la masacre de bahia portete hechos que sucedieron el 18 de abril del 204 y no 16 abril, el ex comandante paramilitar del bloque norte admitió que sus hombres bajo el mando de alias ‘Pablo’ y ‘Chema Bala’ dispararon contra un grupo indígena porque seguen ellos “habían identificado que se dedicaban al secuestro y al robo”.
Donde es totalmente falso.
pero jorge 40 con sus actos demensiales manchando la reputacion de las victimas pero nosotros los familiares estamos preparados para escuchar las falsedad y declaraciones de parte de un asesino.
ya que desde que sucedieron los hechos en el 2004, las autoridades de la guajira decian que no habia paramilitares, lo cusedio era enfrentamiento entre familia, tambien manifestaron que se estaban muriendo de hambre, fueron tanta las versiones ¿pero me pregunto porque matar mujer y niño ?
pero tres años y medio la comunidad de Bahia Portete y sus lidereza han venido denunciando las violaciones de los derechos humanos para conocer la Verdad la cuales fuimos victima del paramilitarismo, fuerza publica y responsabilisamos al estado colombiano por los hechos sucedido.
Recordamos que la alta guajira es una ZONA DESERTICA, que la comunidad wayuu se dedica a la pesca, pastoreo, artesanias y jamas hemos escuchado hablar de secuestro y robo pedismo respeto por la memoria de las MUJERES.
por: Debora Barros Fince
Jefe ‘para’ se refirió a crímenes en Playón de Orozco, Bahía Portete y Villanueva‘Jorge 40’ admitió 5 masacres

El desmovilizado afirmó que Carlos Castaño había ordenado algunos de los homicidios múltiples como retaliación a operaciones guerrilleras.

Por REDACCIÓN JUDICIAL
ELHERALDO BARRANQUILLA

En la tercera sesión de versión libre del ex comandante paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’, se conoció que el Bloque Norte, grupo armado bajo su mando, organizó y ejecutó cinco de las masacres más sangrientas que padeció la Costa Caribe desde 1997.

Entre los hechos confesados se encuentran las masacres de Bahía Portete (2004), Villanueva (1998), Dibulla (2006), Monguí, Cesar (2005) y Playón de Orozco (1999). De acuerdo con los reportes de la Fiscalía, murieron cerca de 58 personas en estas acciones; sin embargo Tovar Pupo solo admitió la muerte de 30.El desmovilizado afirmó que algunos de estos crímenes correspondieron a una estrategia del fallecido jefe de las AUC, Carlos Castaño, como retaliación a operaciones de la guerrilla.En relación con el homicidio de 10 personas en el barrio El Cafetal de Villanueva, La Guajira, ‘Jorge 40’ admitió que fue él quien dio la orden de ingresar al vecindario el 8 de diciembre de 1998.
“El Cafetal se había convertido en un barrio campamento del frente Luciano Ariza de la guerrilla del ELN”, sostuvo el desmovilizado.La crímenes fueron comandaos por alias ‘Daniel’ y participó un pequeño grupo de ‘paras’. ‘40’ explicó que se escogió la madrugada de ese día porque el sonido de los disparos se iba a confundir con el de la pólvora que se quema durante el 7 de diciembre en conmemoración del Día de las Velitas.
Una de las masacres ordenadas por el fallecido jefe de las AUC, Carlos Castaño, fue la de Playón de Orozco, jurisdicción de El Piñón, Magdalena. Unas 30 personas cayeron a manos de los paramilitares el 9 de enero de 1999.‘Jorge 40’ aseguró que “la operación militar” fue ordenada por Castaño.“Es un caso específico y la decisión la tomó el comandante Castaño por una acción de la guerrilla”.

En cuanto a los homicidios múltiples que tuvieron lugar en Bahía Portete el 16 de abril de 2004, el ex comandante admitió que sus hombres bajo el mando de ‘Pablo’ y ‘Chema Bola’ dispararon contra un grupo indígena porque “habían identificado que se dedicaban al secuestro y al robo”.‘40’ sostuvo que fueron asesinadas cinco personas de la familia Fince Epinayú porque habían secuestrado a un libanés. En este sentido, la población afirma que murieron 12 víctimas y entre ellas figura un desaparecido. Por estos hechos, la Fiscalía también investiga el desplazamiento de unas 600 personas.

sábado, 6 de octubre de 2007

SOLO QUEREMOS LA VERDAD.

INICIO / ON LINE
Las tres mujeres wayuu llegaron hasta el Palacio de Justicia de Barranquilla para preguntarle a Rodrigo Tovar Pupo por qué ordenó masacrar a 12 personas.
Guardar al archivo personalImprimirEnviar a un amigoDisminuir TextoAumentar Texto
JUSTICIA

“Señor Jorge 40, ¿por qué usted ordenó asesinar a nuestras mujeres y a nuestros niños?

Tres mujeres de la etnia wayuu llegaron hasta el Palacio de Justicia de Barranquilla para preguntarle a Rodrigo Tovar Pupo por qué ordenó masacrar a 12 personas –cuatro niños y ocho mujeres– en Bahía Portete, en La Guajira.

Fecha: 10/02/2007 -
El 18 de abril de 2004 un grupo de hombres armados bajo órdenes de alias ‘Pablo’ entraron a Bahía Portete, un pueblo en la Alta Guajira y asesinaron a 12 personas y desaparecieron a 30. Entre los muertos había cuatro niños que fueron carbonizados y ocho mujeres, unas de ellas cruelmente decapitada.

Los cuerpos sólo pudieron ser recogidos para darles sepultura al tercer día y no se pudo sepultar a todos los cadáveres porque la orden era que tenían que hacerlo en menos de 24 horas. El espectáculo era dantesco y paralizante. El ejército no hizo nada.

Como consecuencia de esa masacre las familias wayuu que vivían en Portete se fueron despavoridas para Maracaibo y desde entonces esperan que se haga justicia. Han denunciado el hecho, pero nadie les dice estos son los responsables.

Por eso, tres mujeres, encabezadas por Telemina Barros Fince, tomaron la decisión de viajar a Barranquilla para preguntarle a ‘Jorge 40’ por qué dio la orden de asesinar a seis miembros de su familia, pero se decepcionaron al llegar el edificio Rodrigo Lara Bonilla y encontrar que la audiencia fue aplazada porque el Inpec no trasladó al ex comandante de manera oportuna a pesar de las peticiones de la fiscal Deicy Jaramillo.

En esa masacre, dice Telemina, murieron mis tres tías, Rosa, Diana Fince Uriana y Margot Epinayú Ballesteros. También murieron Rubén Epinayú y Roland Ever Fince, todos miembros de mi familia. Después de eso hubo el desplazamiento más grande que haya habido en la historia del pueblo wayuu, hoy están refugiadas en Venezuela 320 personas.

Telemina ha vuelto porque ella lidera el proceso, a su cabeza le han puesto precio y alias Pablo ha dicho que la matará. Telemina no parece tener miedo, habla con firmeza y está resuelta a encontrar una explicación, aunque ella ya sabe o por lo menos intuye porqué asesinaron a sus familiares y amigos.

Bahía Portete, dice, es un puerto natural por el que se puede sacar droga muy fácil, lo han convertido en un puerto de embarque del narcotráfico y los wayuus no somos narcotraficantes, las mujeres somos artesanas y los hombres pescadores. Lo que ocurrió allá es completamente injusto, eso nunca se había visto en nuestra historia a pesar de nuestros conflictos. Hemos hecho un esfuerzo de venir a esta audiencia para hacerle la pregunta a Jorge 40 aunque no tengamos respuesta.

Telemina Barros Fince quiere saber por qué Jorge 40 ordenó matar a su familia, a las mujeres de su pueblo, a los niños.
Telemina era la Inspectora de Policía cuando ocurrieron los hechos y con la seguridad que le da haber sido testigo de la masacre, dice que los responsables son los paramilitares del Bloque Norte.

Pero su desconcierto fue mayor cuando pidió ayuda al Ejército y no sólo no se lo brindaron, ella cree que participaron en la masacre. “Yo era la inspectora de Uribia y solicité ayuda al Ejército, pero claro qué ayuda me iban a prestar si ellos estaban participando y fuimos las mujeres las que recogimos los cuerpos y enterramos a nuestros familiares, a los que pudimos, porque alias Pablo nos dio 24 horas para recogerlos y sepultarlos. No pudimos hacerlo con todos, abandonamos el pueblo el 21 de abril de 2004 y sólo pudimos volver para el segundo aniversario”. A Pablo también se le conoce como alias ‘Walter’ y como ‘Juan el Diablo’.

Pablo era el comandante cuando ocurrieron los hechos y aún delinque en la zona, según la información que posee Telemina. Y esa es otra pregunta que Telemina tiene para Tovar: ¿Por qué alias Pablo no se desmovilizó? ¿Qué hace Pablo entre Palomino y la Alta Guajira, a qué se dedica? Aunque él dice que me va a matar, a mi ya no me da miedo; aunque él tiene el control del narcotráfico, no me da miedo.

Somos 320 personas, dice, que necesitamos regresar a nuestro pueblo, pero el Estado no nos da las garantías y la garantía que necesitamos es que Pablo se vaya, que lo capturen porque él sigue delinquiendo y eso hace que Jorge 40 también siga delinquiendo desde la cárcel a través de Pablo.

Pero además del narcotráfico, por sus condiciones especiales de profundidad, Bahía Portete es apetecida por las multinacionales y como para esa zona están diseñados unos proyectos no es conveniente que allá familias ancestrales como las wayuu, era mejor matarlos y aterrorizarlos. “Era más fácil matarnos”, dice Telemina, “porque tanto narcotraficantes como las multinacionales y el Estado colombiano, saben que no les vamos a ceder nuestro territorio. Era más fácil aterrorizarnos y decir se fueron, ya no hay nadie. Vamos a tomarnos el territorio”.

Por eso la ausencia de Jorge 40 este lunes fue una burla, “por eso es que no creemos en la Ley de Justicia y Paz”, dijo. Telemina, su madre y su tía salieron de Maracaibo el domingo a las 7 de la mañana en busca de Jorge 40 y no lo encontraron, pero ya el camino está andado. Van esperar hasta que lo ven para decirle que los wayuus no recuerdan una masacre como la que él ordenó y lo único que quieren es saber la verdad: “¿por qué mató a mi familia?”

viernes, 28 de septiembre de 2007

Declaración Encuentro Sudamericano de Mujeres Indígenas

Resguardo de Mayabangloma/Guajira, 28/09/2007.

“Fue y es bueno porque el pueblo Wayuú y el pueblo Colombiano se enteraron que hay otras grupos de personas que viven con problemas y con sueños, al igual que aquí, pero es importante para nosotras las mujeres de los pueblos suramericanos porque nos llevamos muchas experiencias que no conocíamos y nos damos cuenta que la realidad del pueblo colombiano, especialmente de las mujeres, es distinta a la realidad que los medios de comunicación nos cuentan”. (Edith Casafranca, pueblo Quechua. Kusiguyllur Perú).

Declaración
En continuidad de la agenda de la III Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas de Abya Yala. Nosotras las Mujeres indígenas nos hemos reunido en el Encuentro Sudamericano, por los Derechos de la Mujer y de los Pueblos Indígenas, en el Resguardo de Mayabangloma, territorio Wayuú, la Guajira, Colombia, del 23 al 27 de septiembre de 2007. Con la representación de mujeres liderezas de: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Nicaragua, Guatemala y México.

Aquí hemos abierto el espacio para compartir y analizar las problemáticas que nos unen como mujeres indígenas para dar una respuesta en común que se traduzca en acciones conjuntas que fortalezcan nuestro proceso organizativo.

Ante la realidad que enfrentamos las mujeres indígenas en América Latina, la Situación de nuestros Derechos y la Importancia de nuestra formación política.
Las Mujeres Indígenas declaramos:

1° Ratificamos las resoluciones emanadas de la Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas de Abya Yala “De la resistencia al Poder” IXIMCHE` IXIMULEW Guatemala, del 26 al 30 de Marzo del 2007.

2° Exigimos a las Naciones Unidas asuman los mandatos emanados de los Pueblos y Nacionalidades Indígenas y garanticen la promoción y el cumplimiento de los tratados internacionales que protegen los derechos de nuestros Pueblos.

3° Exigimos a los Gobiernos que ratifiquen y cumplan los diferentes Tratados Internacionales que buscan proteger y garantizar nuestros Derechos como Pueblos y Nacionalidades Indígenas.4° Exigimos a los Gobiernos, se reconozcan como Estados Plurinacionales que posibiliten el ejercicio pleno de los derechos colectivos y respeten la Libre Determinación de los pueblos como naciones.

5° Exigimos la apertura de espacios para la participación real de las mujeres en igualdad de condiciones, y acabar con la práctica de silenciamiento e invisibilidad a la que somos expuestas.

6° Rechazamos los diferentes Tratados de Libre Comercio firmados como el TLC y cualquier otro como el CAN=Unión Europea que impulsan los gobiernos porque representan un factor más de aniquilamiento de los Pueblos y Nacionalidades indígenas dirigido desde el modelo neoliberal.7° Rechazamos la implementación y exigimos la anulación de los Megaproyectos en los territorios de los Pueblos y Nacionalidades indígenas para la explotación y exploración Petrolera, Minera, Hidroeléctrica, Eolica, Gasuifera, Maderera, Pesquera, Turística y otras.

8° Reafirmamos ser Pueblos y Nacionalidades Indígenas legítimas, independientemente de los esquemas de legalidad generados por los Estados.

9° Rechazamos los modelos educativos monoculturales impuestos por la globalización y reivindicamos la educación intercultural bilingüe para la defensa de nuestra cosmovisión y el desarrollo de nuestros pueblos acorde a nuestros saberes y prácticas culturales.

10° Denunciamos que las relaciones que permiten la violencia contra las mujeres indígenas pertenecen a una cultura ajena a nuestra cosmovisión. Nos comprometemos a luchar por el respeto mutuo y la armonía entre mujeres y hombres.

11° Exigimos a los gobiernos terminar con la violencia de Estado hacia los pueblos indígenas implementado a través de políticas de represión, persecución e instalación de leyes que criminalizan la lucha de nuestros pueblos.

12° Condenamos la destrucción del medio ambiente provocada por el actual modelo capitalista de desarrollo y exigimos el respeto de nuestro entorno natural y la inviolabilidad de nuestros territorios que son nuestra propia vida.

13° Rechazamos las actuales intervenciones de los Gobiernos sobre nuestros derechos constitucionales ya logrados porque son un retroceso en la resistencia de nuestros pueblos.
Por lo tanto

1° Nos solidarizamos con la lucha y resistencia que las/os hermanas/os Wayuú llevan frente a la construcción del gasoducto implementado dentro de su territorio.

2° Hacemos un llamado a las mujeres de todos los Pueblos y Nacionalidades Indígenas a continuar construyendo y fortaleciendo la Unidad en la Diversidad basándonos en nuestros principios de Reciprocidad, Solidaridad y Complementariedad para nuestra Liberación y defensa de la Madre Tierra.

3° Las mujeres indígenas RATIFICAMOS nuestro apoyo y reconocimiento a la candidatura a Premio Novel de Paz a nuestro hermano Evo Morales Ayma Presidente de la Republica de Bolivia por mejorar las condiciones de vida de toda la sociedad Boliviana y Rechazamos enérgicamente el Plan Golpista trazado por el Gobierno de los Estados Unidos, en contubernio con los sectores oligárquicos de Bolivia, y que está siendo implementado a través de “USAID” (Agencia de Estados Unidos para desarrollo Internacional).

4° Reafirmamos la importancia de nuestro proceso de formación política para el fortalecimiento de nuestros pueblos, la exigibilidad de nuestros derechos y la participación de las mujeres en los espacios de decisión.

5° Proponemos realizar intercambios de experiencias entre las diferentes organizaciones de mujeres indígenas para compartir y fortalecer nuestros procesos de lucha.
6. Las Mujeres Indígenas proponemos crear alianzas nacionales e internacionales frente a las problemáticas que nos son comunes con otros actores sociales, como los afros descendientes, mestizos, campesinos y otros.

7° Las Mujeres Indígenas nos comprometemos a cumplir y coordinar acciones simultáneas que fortalezcan la cooperación mutua con una agenda común.

8° Las mujeres Indígenas nos auto convocamos a la Primera Cumbre Continental de Mujeres Indígenas y a la Cuarta Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas de Abya Yala a realizar en Chile en el 2009.

Hoy más que nunca las mujeres indígenas debemos apropiarnos de los espacios y luchas comunes; delineando estrategias conjuntas que nos lleven a la Liberación y la toma del Poder.

domingo, 23 de septiembre de 2007

Intervención de Armando Valbuena, representante Wayuú, ante la Segunda Sala de Revisión de la Corte Constitucional

Primera Sesión de información técnica, prevista para verificar las medidas adoptadas por las autoridades competentes para superar el estado de cosas inconstitucional declarado en la Sentencia T-025, sobre desplazamiento interno de comunidades indígenas


Aquí ustedes están conociendo al pueblo Kofán que tuvo hace treinta años más de 25.000 habitantes, con los resultados de la exploración y explotación petrolera, hoy estoy convencido que sólo tienen menos de 2.000 habitantes, hay que mirar cómo en 40 años existe una reducción de más del 80% de su población, y además, hoy muchos de ellos se encuentran en el Ecuador, no en calidad de refugiados políticos, pero allá están.

De igual manera el pueblo Coreguaje, donde sus principales líderes fueron asesinados hace unos años y nos tocó a nosotros, como pueblos indígenas, organizar un acuerdo de paz con las FARC para que detuvieran el asesinado de 100 líderes que no manejaban el español, entonces aquí hay una diversidad, donde están los Nucak Bakú, que tienen menos de treinta años de relación con occidente.

Cada pueblo es distinto y el gobierno debe tener unas apreciaciones diferentes, en donde se debe tener en cuenta que hay algunos pueblos que son nómadas dentro de un territorio propio, y esta conceptualización hay que irla mejorando en todas las instancias porque se trascribe una sesión de información técnica a la Corte Constitucional, que es el guardián de los derechos fundamentales de todos los colombianos para que no se viole la constitución.

Seguido de eso decimos lo siguiente; hace menos de 500 años hubo el debate político e ideológico en Europa, en donde se planteó la interrogante sí los indios somos seres humanos o no somos seres humanos, Gines de Sepúlveda argumentó con mucha claridad que los indios no tenemos alma, pero el padre Francisco de Victoria sustentó con claridad que tenemos alma y somos seres humanos; entonces, a partir de ese instante, nosotros tenemos derecho a la libre determinación, al derecho natural y al derecho de gentes, por lo tanto el derecho de una guerra justa, que fue lo que se nos aplicó.

¿Pero hoy qué sucede? En Colombia se está aplicando y desarrollando nuevamente a los pueblos indígenas con el proceso de una guerra justa, estoy convencido que estamos en una etapa de guerra con el Estado mismo. Los jueces de la república también tienen que hacer un acto para reflexionar, para ver cómo se está desarrollando el proceso de guerra justa hacia las naciones indigenas.

Nosotros estamos velando por una constitución de derechos fundamentales, donde los acuerdos internacionales hacen parte del bloque de constitucionalidad pero estamos viviendo las consecuencias de la globalización, expresadas en un ajuste estructural del Estado, donde hay expulsión y pauperización del ser humano, y entre ellos estamos los seres humanos indigenas.

Todo esto cambia una eficiencia y una racionalidad económica, las cuales aumentan aceleradamente como lo señalan los distintos índices financieros, los cuales nos conducen a las naciones indigenas a los siguientes interrogantes; esta eficiencia, ¿es eficiente y transparente?, esta racionalidad económica ¿es racional? ¿La eficiencia para fabricar un megaproyecto en los pueblos indigenas es racional, aplicando la desaparición de los pueblos indigenas? Y Tenemos un caso emblemático, hasta el día de hoy el gobierno ha demostrado que no tiene la capacidad para aplicar, ni uno solo de los acuerdos que ha firmado el pueblo Embera Katio con el gobierno colombiano.

Llevamos décadas y el gobierno ya ha preparado la segunda fase de Urrá, no hay voluntad tampoco, hay incapacidad del gobierno para admitir los acuerdos en el caso de Urrá.

Nosotros tenemos que recordarles que en 1492 el pueblo Wiwa no existía, pero los pueblos indigenas sí estábamos, el pueblo Kogui o Wiwa, ya existía en 1492. ¿Cómo es posible que se ponga a discusión que Puerto Brisa no está en el territorio ancestral indígena, de dónde sale este argumento político para demostrar que los indígenas no estamos. Y no hay capacidad del gobierno para resolver esta situación. Los compromisos de adquisición de tierras del gobierno nacional con el norte del Cauca no es posible cumplirlos, y ya se demostró en la práctica y éste es otro ejemplo emblemático de que este gobierno no tiene capacidad de cumplir los acuerdos pactados.

Es bueno que el gobierno aclare a esta sala técnica de la Corte Constitucional si todos los acuerdos con los pueblos indígenas hacen parte del presupuesto nacional para el año entrante, debemos empezar por allí, cómo se hace parte del presupuesto nacional para resolver este problema. Lo que yo he escuchado hasta este momento es: tantos mercados, tantas comidas, tantos cupos en los colegios, pero ese no es el problema.

El problema es mas profundo. La vida humana hoy pierde sentido en los pueblos indígenas, y en el centro de nuestro ejercicio como ser humano concreto lo único a lo que aspiramos es a ser parte de una sociedad para vivir en un marco de lo fundamental, pero con dignidad, con la necesidad de satisfacer nuestras necesidades por igual, fundamentados en el derecho de la propiedad de nuestros territorios indígenas y el desarrollo de la vida en los resguardos indígenas (…) reconocidos luego de la guerra por la corona, luego por la república y ratificado y mejorado hasta el 91.

Pero desmantelada hoy la constitución por la actual estructura del Estado, hoy somos personas pertenecientes a las naciones indígenas pero estamos excluidos de la libertad política y económica, hemos perdido la paz, hemos pedido la felicidad, la alegría de los niños, hemos perdido nuestros bienes materiales, la cultura y ante todo la cosmovisión y el dominio sobre nuestra biodiversidad.

El Estado y el gobierno nos miran y consideran que somos incapaces de poseer algún tipo de propiedad, y por lo tanto no podemos hacer parte de la población civil. El Estado y el gobierno se burlan sistemáticamente de todas las recomendaciones de derechos humanos, de las entidades de derechos humanos de carácter internacional, se burlan de todos los acuerdos que ellos mismos firman y se ha levantado una legislación de guerra a los pueblos y naciones indígenas, expresada en la ley de desarrollo rural, en la ley de armas. Esto es una muestra de la propuesta gubernamental que legitima la segregación racial y el etnocidio, como lo veremos más adelante, con las propuestas de carácter minero y energético que nos van afectar a todos los indígenas.

Todo esto se está desarrollando en un manto ideológico de una guerra justa, de frente y sin dolor se están aplicando los derechos de un sistema globalizado por encima de los derechos humanos, donde no hay dignidad.

Señores miembros de la Corte Constitucional, se está destruyendo la base real del ser humano de las Naciones Unidas, nos están quitando la vida al quitarnos los medios, el territorio, la naturaleza nuestra espiritualidad y nuestro futuro.

Recuerdo que la guerra justa fue aplicada en América ya que se realizaban sacrificios humanos, la guerra justa fue aplicada en África para denunciar el canibalismo, la guerra justa se aplicó en la India para denunciar la quema de las viudas, y todo esto fue un sustento para conquistar el mundo que destruyó culturas y civilizaciones, cometió genocidios. Las víctimas somos culpables, los indígenas somos culpables de no asistir a reuniones, hoy los indígenas que somos víctimas somos culpables, por eso se aplican unas normas para ocultar nuestros derechos.

Hoy tenemos que confesarnos como culpables y pagar incluso con sangre, con entrega de nuestros bienes, expresados en territorio y con el acatamiento de megaproyectos.

Nos están viendo como opositores de transformaciones del Estado en su paso a la globalización, se está desarrollando una guerra justa para quitarnos los recursos naturales, ya sea por la parte energética o los recursos de la biodiversidad. Y aquí nos preguntamos, honorables miembros de la Corte Constitucional, ¿hay una nueva modalidad de aniquilamiento?

Hoy hemos perdido la libertad. Ya que tenemos la culpa de defender la aplicación de los derechos humanos y la defensa de los recursos naturales, por eso los Wayuú expresamos:

El desplazamiento es el desmantelamiento de las estructuras civiles, económicas, sociales, culturales, la autodeterminación de todos los pueblos indígenas, como el que vivimos hoy los Wayuú, por lo tanto, no compartimos que se nos obligue a marchar de nuestros territorios.
No estamos de acuerdo a que se preparen los pueblos para que puedan huir, como lo hacen las instancias gubernamentales.


No estamos de acuerdo a que se nos sensibilice al terror y las masacres.
No estamos de acuerdo con la sensibilización a vivir con las secuelas del desplazamiento. Debemos mejorar la estructura estatal de los derechos humanos.

Puedo concluir que hoy no hay política publica para los pueblos indígenas, creemos que la paz se hace con los enemigos y a los amigos lo que se hace es fortalecer los lazos, la paz se hace entre los enemigos de forma valiente, por lo tanto los Wayuú tenemos muy claro que (…). Los tratados de libre comercio no se encuentran aislados de la política energética mundial que se expresa en gas, viento y carbón.

Y hoy los seres humanos afectados, bajo la tutela del gobierno de Chávez, deben ser responsables del Estado. No es posible que los Wayuú desplazados estén siendo asistidos de forma voluntaria por el gobierno de Venezuela y no por nosotros mismos. Hay que organizar el retorno al territorio ancestral, con las garantías constitucionales, hay que mirar bien qué es lo que se está haciendo con la consulta de los pueblos indígenas. A los megaproyecto los pueblos indígenas no pueden decir que no, la constitución no prevé eso, y siguen habiendo asesinatos después de la desmovilización. Nosotros estamos cansados de la guerra.

Invitamos al gobierno nacional a sentarnos para hacer la paz, como enemigos que somos organicemos ese nuevo proceso de paz, como tuvo la gentileza el gobierno español de hacerlo en su momento, al admitir que somos seres humanos con alma.

JORGE 40 EL CONSENTIDO DEL ESTADO COLOMBIANO.

LA ORGANIZACIÓN

El informe de la Policía Nacional y la Fiscalía, conocido por EL HERALDO, dice que la banda emergente tiene una organización jerarquizada, muy similar a los bloques de las antiguas AUC (Autodefensas Unidas de Colombia). Poseen rangos que van desde los altos mandos hasta los escuadrones de sicarios, que se reparten el trabajo en diferentes frentes.La investigación logró identificar, con sus respectivos alias, a cada uno de los integrantes y comandantes de los tres frentes. Además, contactos en diferentes actividades que le servían para la logística. Como una empleada de una empresa de celulares que se encargaba de conseguir los chips para las comunicaciones.El grupo encargado de los homicidios selectivos se denomina ‘La Militar’. Por lo menos catorce sicarios la conformaban, entre ellos alias ‘Máscara’, ‘Hoob’, ‘Pingo’ y ‘Scoby’.La consecución de recursos está a cargo del grupo llamado ‘La Financiera’, que se encarga de “recibir aportes voluntarios” o de obtener dichos dineros a través de extorsiones a comerciantes, ganaderos, transportadores, las administraciones públicas municipales, el sector salud. En este grupo son 23. ‘Mario’ o ‘El Gordo’, ‘El Médico’ o ‘Carlos’, ‘Kalet’ o ‘El Cantante’, ‘Francesco’, ‘El Chiquito’, ‘Cejas’ y ‘Bolívar’ son algunos de los alias.

LOS COBROS

Los crímenes de ‘Los 40’ eran cometidos por quienes integraban el área militar y la oficina de cobro.
Además funciona la llamada ‘Oficina de cobro’. Es la que intimida y secuestra, pero además hace transacciones con otras bandas, especialmente de narcotraficantes, para ‘mandados precisos’ asegurándose un porcentaje del 10 al 15% de lo que se recaude. Diez son los duros integrantes de este brazo armado.Otra de las actividades de la organización es el narcotráfico, para lo cual tienen una red que funciona en fincas localizadas en la vía al mar, entre Barranquilla y Cartagena, donde se presume que se almacena la cocaína que van a exportar.Todo esto indica que poco ha cambiado a pesar de la desmovilización de los diferentes frentes de las AUC. La presencia delictiva es la misma.Si bien las capturas realizadas han sido un duro golpe para la organización delictiva, la situación de seguridad en Atlántico, Bolívar y Sucre no está nada clara. En las comunicaciones interceptadas se confirma, entre las mismas bandas sicariales, que la organización fue vendida a ‘Los Mellizos’, los hermanos Víctor Manuel y Miguel Ángel Mejía Múnera.Hasta el capturado ‘Salomón’, pedido en extradición por Estados Unidos y quien después de la desmovilización de ‘Jorge 40’ había asumido el mando, se lamenta de esa situación. Por eso le recomienda a un grupo de sus subalternos andar con el mayor de los cuidados. “Es mejor guardarse, ya uno se retiró de esta mierda. Ya ni la Policía lo protege a uno y toca esconderse como una rata”, sentencia.La Fiscalía dictó medida de aseguramiento contra todos los capturados.

Infiltración‘Francesco’, integrante del área financiera, recibe una llamada de un hombre no identificado que le advierte: “esté pendiente porque llegaron unas ordenes de captura de Bogotá y se las entregaron a la Sipol. Son contra las autodefensas”. En otra conversación se habla de pagar varios millones por la información.Narcotráfico‘Tony’ mantiene un diálogo con ‘Yordy’ en el que le informa: “nosotros como que vamos a hacer un viaje de tres mil vacas blancas (cargamento de cocaína) que va de Puerto Colombia a la India”, y le señala que coordine la vuelta. Alias ‘John’ dice que ese será un ‘jamón bien grande’ que va a ‘dejar una buena tajada’.CorrupciónDos agentes de la Policía sostienen una conversación en la que uno le pregunta al otro cómo hacer un informe de unas capturas. ¿Su objetivo? Hacer ver que debía pagarse una recompensa. “Debes decir que la captura se logró mediante un colaborador, un informante”, lo reconviene. Pero el informe ya había sido elaborado.Menores de edadEn Cartagena con el alias de ‘Cachorritos’, la organización contaba con un grupo de sicarios menores de edad que se dedicaban a cometer homicidios. Uno de ellos, Dany Jiménez J., fue capturado el 22 de diciembre después de cometer un crimen.

VIENEN A MATAR CON LISTA EN MANO...’

Desde el 9 de enero, miembros de la organización tuvieron información de que ‘Los Mellizos’ habían comprado el territorio, tanto de Barranquilla como de Cartagenas Cartagena, Santa Marta, La Guajira y hasta sectores de Santander. Así se lo informa alias ‘Eduardo’ a su compinche ‘Benjamín’.Posteriormente, hay varias comunicaciones, en diferentes meses, en las que miembros de ‘Los 40’ hablan de este mismo tema. Afanado por decir las cosas, en la mañana del 5 de febrero alias ‘Alfonso’ le confirma a ‘Benjamín’ lo que muchos estaban averiguando: “en la ciudad —le dice— se encuentra una gente de los ‘Mellos’, y la orden es matar a todos los de ‘El Viejo’, a todos”.En otra, ‘Bolívar’ recibe una llamada en la que le informan que ‘Moisés’ es el tercero al mando de ‘Los Mellizos’, a quien le dicen ‘El Rojo’, y de otro sicario identificado como ‘Álvaro’.“‘Los gemelos’ compraron esto y van a joder a todo el mundo, de los viejos. Vienen con lista en mano”, le avisa, posteriormente, alias ‘Lucas’ a ‘Yordy’.Los repartos de territorio entre los desmovilizados paramilitares no paran ahí, lo que se constituye en una prueba más de que no están jugando limpio en el proceso al que se comprometieron con el gobierno Uribe. En una comunicación, ‘Mario’ habla con ‘El médico Carlos’ y alias ‘Chiquitico’ quien expresa su preocupación porque desde Magangué le avisaron que al Municipio llegó “gente de Don Berna para quedarse”. ‘Chiquitico’ protesta porque la organización le había entregado esa zona a él.

SI SIGUE DELINQUIENDO‘JORGE 40’ PERDERÍA LOS BENEFICIOS

Rodrigo Tovar Pupo

El Gobierno Nacional vigila de manera especial cada movimiento que el jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’, realiza desde la cárcel, debido a las denuncias que dan cuenta de las actividades ilegales que continúa coordinando como desmovilizado.El ministro del Interior, Carlos Holguín Sardi, afirmó ayer a Caracol Radio que se está haciendo un seguimiento a todos los jefes paramilitares para garantizar que cumplan con sus compromisos, pero en el caso de ‘Jorge 40’ hay un estudio especial por informaciones sobre vínculos y actividades que mantiene con grupos de sicarios y narcotraficantes.“Él en este momento está en Itagüí, está postulado a la Ley de Justicia y Paz y entiendo que sigue rindiendo versión ante la Fiscalía, pero mantenemos un seguimiento especial para que cumpla con sus compromisos”, afirmó Holguín.El Gobierno advirtió que los desmovilizados que sigan delinquiendo perderán todos los beneficios ofrecidos, tal como sucedió con el ex comandante del Bloque Central Bolívar, Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, quien hoy está recluido en una fragata de la Armada.

martes, 18 de septiembre de 2007

La corrupción de líderes Wayúu

Paradójicamente tristes y cómicas las noticias que uno escucha de los grandes beneficios y recursos que le envía el gobierno central al departamento de La Guajira para el pueblo indígena Wayúu, incluidos Resguardos indígenas, salud, educación, apoyo cultural (artesanías), entre tantas cosas, las cuales son desviadas y ocultadas por los gobernadores y líderes corruptos Wayúu que existen en nuestra tierra guajira, que son aquellos que se mantienen detrás de los políticos, también corruptos, de nuestra Colombia, los cuales se identifican como visitantes constantes de la Gobernación, de las Alcaldías y de otras entidades importantes del departamento, usando sombrero Wayúu, sonrisa ligera, fólder bajo el brazo o, simplemente, la mochila; algunos con waireñas y otros muy elegantes; y las mujeres con cara de yo no fui, no le hablan a nadie si no es igual o, al menos, que se fulano de tal, vestidas de mantas de alta costura y con perfumes de París, para realizar grandes negociaciones o recibir un alto cargo político. Estos corruptos líderes Wayúu utilizan estos recursos para desviarlos hacia su bolsillo y para comprar propiedades aquí y en Venezuela y montar una empresa para beneficio de la “rosca”, incluidos carros de lujo, entre otros, engañando así a su propio hermano indio y a su familia, quienes habitan allá en la Alta, Media y Baja Guajira. El pobre indo olvidado en ese árido desierto, enfermo, acostado en un chinchorro de cabuya bajo una enrramada de palo con techo de yotojoro, semidestruida por el tiempo, ya que las eternit, las puertas de madera, ventanas, listones, cemento y tanques para el agua, entre otros, nunca llegaron a sus manos, porque los líderes corruptos o ladrones de lo ajeno le cambiaron el rumbo y se lo vendieron al mejor postor; mientras que el indio muere sin conocer las cosas buenas que les envían. En cuanto a la salud, estos líderes engordan sus cuentas con la partida que reciben, otros les dan la Bienestarina a sus amigos especiales o la venden por algo. También maltratan a las artesanas con la mano de obra, les pagan sus obras a un precio risible, para después ellos venderlas en Bogotá o en otro lugar del país a un precio elevado. También utilizan sus huellas y firmas para poder sacar más recursos para sus bolsillos, engañando así a sus propios hermanos Wayúu. Cabe decir que venden por comodidad su razón de ser y su libertad. Son muy frecuentes las peleas de estos líderes corruptos con el resto de la comunidad, algunos maltratando de palabra al pobre indio cuando les llegan los recursos del pudín de los Resguardos indígenas, es decir que venden su destino por el oro y la comodidad. Como indio que soy, recuerdo con mucha nostalgia mi legítima costumbre Wayúu, ahora perdida, para ser comercializada por los corruptos para bienestar de ellos. También recuerdo las décadas de los sesenta y setenta y los comienzos de los ochenta, cuando algunos hermanos Wayúu se iban a estudiar o a vivir a otros lugares de Colombia e, inclusive, en los principales municipios de La Guajira, y les daba pena decir que eran indios, porque existía desigualdad. Desde aquel momento me sentí defensor de mi etnia, dentro de los centros educativos y fuera de ellos. En Riohacha y Bogotá lo hicimos sin ningún interés. Ahora que la cosa está buena todos quieren usar mantas, mochilas, sombreros, waireñas y enseñar a hablar el wayunnaiki y montar festivales para comercializar lo nuestro. Todo esto lleva un fin: el dinero y el poder. Quiero terminar con la letra de una canción que dice así: “Yo soy el indio que tiene todo y no tiene nada”. Nota: Artículo aparecido originalmente en:
Guajira Gráfica. Edición 387. Riohacha. 15 al 31 de agosto de 2007. P. 4.

LOS PARAMILITARES AL MANDO DE PABLO EN LA ALTA GUAJIRA

Aseguran a ocho por concierto para delinquir
El Informador
mensajes@el-informador.com

Ocho personas que integraban presuntamente bandas delincuenciales en la Alta Guajira, fueron aseguradas preventivamente por un fiscal especializado de Riohacha. La decisión judicial cobijó a Manuel Antonio Solar Ortiz, alías ‘Marcos’, Francisco Manuel Herrera Hernández, alias ‘Tribilin’ Luís Alberto Gutiérrez Padilla, alías ‘Leo’ y Roberto Carlos Hernández Quintero, alias ‘Muñequito de papel’ y ‘Tico’. Así mismo fueron asegurados, Carlos Alfonso Ruiz Aemesto, alias ‘Manuel’, Jorge Luis Ereira Contreras, alias Riquelme, Luis Alfredo Murgas Jiménez, alias ‘El Compadre’ y Yovany Enrique Teherán alias ‘Pepe’. Labores investigativas permitieron determinar de la existencia de un grupo de personas que conformaban las bandas ‘Pablo’, ‘Hercoles’ y ‘Fercho’, dedicadas presuntamente a delinquir en el departamento de La Guajira, por los que una vez individualizados, fueron capturados por la Policía el 25 de Julio del año en curso en el municipio de Maicao. Los hoy sindicados se encuentran recluidos en la Cárcel Judicial de Riohacha por el delito de concierto para delinquir.

miércoles, 29 de agosto de 2007

¡ SE DESTAPO LA HOYA !

Que diran ahora los de la multinacional ,ahora entendemos por que se quieren apropiar de nuestros territorios ancestrales , es que tanta fastuosidad y lujos ,no se pueden manener solo con lo que produce el carbon .

Incautan en la Alta Guajira 368 kilos de cocaína en dos buques con destino a europa.

Riohacha.

Buzos del Departamento de Buceo y Salvamento de la Base Naval ARC Bolívar, hallaron la droga que estaba meticulosamente adherida en la parte externa de los cascos de las embarcaciones.

La cocaína de alta pureza fue detectada por unidades de Guardacostas del Caribe en desarrollo de operaciones de registro y control a las naves que transitan por la Alta Guajira.

La droga hallada en tulas impermeables se encontraban en el buque ‘Anangel - Odyssey’, donde los buzos encontraron cuatro tulas que contenían 197,5 kilos de cocaína; en el segundo buque, de nombre ‘Yong - An II’, se encontraron 5 tulas más con 170,5 kilos de cocaína.

En la operación no hubo capturados y la droga fue puesta a disposición de la Fiscalía Seccional Riohacha.

Las costas de la Alta Guajira y las extensas salinetas son utilizadas como puntos clandestinos para el envió de narcóticos en lanchas rápidas y pequeñas aeronaves, que logran burlan los controles de las autoridades.

En los últimos años los controles por tierra, agua y aire en la Alta Guajira han sido reforzados, lo que ha neutralizado el accionar de las bandas de narcotráfico que utilizan a este departamento como despensa y punto de envió de cocaína y marihuana.

Igualmente las labores de intelig encia que de manera conjunta realizan el Ejercito y la Policía Nacional, así como la Fiscalía y el DAS, han permitido capturas y desmantelamiento de bandas dedicadas al cultivo, preparación y trafico de estupefacientes.


jueves, 23 de agosto de 2007

BAHIA PORTETE Y SUS MUERTOS SIEMPRE LOS RECORDAMOS

El drama del orgulloso pueblo wayúu


18 de junio de 2007, 08:35
María Teresa RonderosBogotá, Colombia
AFP

Niños wayúu colombianos juegan con restos de camiones-tanque incendiados en Maicao, cerca de la frontera con Venezuela.
En los territorios desérticos del norte, en la península de la Guajira, donde Colombia y Venezuela se encuentran, vivió tranquilo y soberano el pueblo wayúu desde muchos años antes que vinieran los españoles a América. Resistió la conquista de ellos y de los colonos criollos. Más recientemente, cuando la guerrilla comenzó a rondar sus tierras, también logró mantenerla a raya. Fue así hasta hace un lustro. Hombres altivos, mujeres bellas, matronas que definen el linaje familiar y hábiles artesanas de tejidos finos, la mayoría de sus 70 mil habitantes del lado colombiano (porque con los wayuú venezolanos suman 300 mil) son pobres y honrados. Algunos de los jefes de clanes familiares eran ricos y contrabandistas de tradición.
Desde 2002, la historia wayúu se partió en dos. Llegaron a la región los paramilitares, con el jactancioso nombre de Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) bordado en sus uniformes. Ellos los humillaron, los engañaron, les quebraron el alma y se erigieron en los amos de sus territorios.
No era que los wayúu fueran exactamente clanes pacíficos. No. Eran guerreros. Sus jefes vivían armados, se dedicaban a traer whisky y cigarrillos de contrabando y, más recientemente, unos cuantos estaban metidos en el negocio de la exportación de cocaína. A veces se desataban guerras entre algunos de sus 22 clanes que dejaban varios muertos. Pero no se rompían los códigos de la tradición: no se matan mujeres ni niños, no se matan ancianos, no se mata sin razón. Por eso La Guajira, desértica en la parte alta, verde en la media, con carbón de sobra (tiene la mina a cielo abierto más grande del mundo) y gas a montones, era uno de los departamentos colombianos donde menos sangre había corrido en este último medio siglo tan doloroso para este país.
Todo eso cambió. Primero llegaron unos pocos hombres del jefe paramilitar del vecino departamento del César, apodado Jorge 40, y mataron a dos policías aduaneros y al hijo de un jefe wayúu de Maicao (otrora el centro del contrabando nacional). Era su anuncio de que llegaban para quedarse. Mario Cote, uno de los más escuchados jefes wayúu, presintió lo que se les venía encima. Cote controlaba la mercancía que llegaba de los puertos y tenía acuerdos con los "turcos" de Maicao para sus negocios ilegales. Cuenta una pariente suya que reunió a los jefes de los clanes y les dijo: "No nos hemos dejado de nadie en 500 años, no nos vamos a dejar ahora". Sellaron la unión, se armaron y salieron a combatir a los paras. Dicen que alcanzaron a matarles unos cuantos hombres.
No debieron siquiera imaginar las consecuencias de su provocación. Las Auc corrompieron a algunos wayúu con camionetas y armas nuevas, a otros los enfrentaron. Aunque hay versiones contradictorias, se dice que para destruir el ánimo que les infundió Mario Cote, les tendieron una trampa. Jorge 40 invitó a Cote a un encuentro para negociar. Cote cargó 18 botellas de whisky y 100 millones de pesos en su camioneta, por si había trato, y salió a su cita en las tierras del jefe de las Auc. Lo encontraron días después maniatado de pies y manos, con un tiro de gracia en la cabeza. Le siguieron más muertes de otros jefes wayúu rebeldes que no se habían querido someter al nuevo patrón: los que dirigían el contrabando y coordinadores de los pequeños puertos sobre el Caribe a donde llegaban los barcos contrabandistas. A otros los sacaron huyendo o los entregaron a la justicia. Con sus respetados jefes muertos, muchos wayúu buscaron aliarse con los paras. Ningún pescador ni lanchero podía trabajar sin pagarles a las Auc alguna extorsión.
Entonces se desató el diablo. El 18 de abril de 2004 unos 200 paramilitares llegaron a la Alta Guajira, después de cuatro horas de atravesar el desierto. Irrumpieron en los pueblitos sobre el mar en la zona de Bahía Portete. Saquearon rancherías, asesinaron mujeres, quemaron niños vivos, decapitaron ancianos, se robaron las "tumas" o piedras sagradas de trueque, destruyeron la posta médica. Ni siquiera dejaron en paz a los espíritus, pues profanaron el cementerio. Al final de su pavoroso recorrido, quedaron 12 indígenas asesinados -entre ellos, Margarita Epinayú de 75 años-, 33 desaparecidos y más de 1.000 wayúu forzados al exilio. Unos corrieron despavoridos hasta Maracaibo (Venezuela); otros, a los pueblos más grandes de la Guajira.
Por esos días las wayúu vieron llorar a los hombres más rudos. Desde que se volvieron señores de esos desiertos, los paramilitares han cosechado enormes ganancias. El viejo contrabando de electrodomésticos y whisky se redujo a nada; el tráfico de drogas, en cambio, floreció. Se hicieron al negocio del contrabando de gasolina desde Venezuela, donde el combustible cuesta once veces menos que en Colombia. Se apoderaron del control de la cooperativa wayúu que tenía permiso oficial para vender gasolina del lado colombiano a precios más baratos. Los más cautos calculan que ese comercio les produce 250 mil dólares diarios de utilidad.
Mantener el imperio de tan jugosos negocios cuesta sangre. Por eso las muertes no han cesado. Van 200 wayúu asesinados en los cinco años de dominio paramilitar. Vino la desmovilización de los hombres de Jorge 40 en marzo de 2006. Pero los paras de allá arriba en la Guajira, que siempre respondieron a su mando, nunca se dejaron sus armas. El sanguinario comandante Pedro de las Auc -que "cuida" los puertos- sigue ahí.
A pesar del miedo, los wayúu están saliendo de su marasmo y empezando a hacer sentir su clamor. Mujeres valientes de la Alta y Media Guajira se han organizado para recuperar lo suyo, no con armas ni con guerras, sino atreviéndose a contarle al mundo lo que les pasa, exigiendo protección, denunciando. Que su pueblo no resiste más violencia, que los 320 refugiados en Maracaibo quieren volver y no pueden, que necesitan que las autoridades hagan lo suyo y destierren al demonio que anda suelto en sus arenas, para poder volver ser el pueblo autónomo y orgulloso que fueron por centurias.
Terra Magazine

martes, 7 de agosto de 2007

ALTA GUAJIRA DOMINIO PARAMILITAR Y NARCOTRAFICO

Encuentran en La Guajira narco submarino
con capacidad para 10 toneladas de droga


Bogotá.

El sumergible de fabricación artesanal fue hallado por la Fuerza Naval del Caribe en una aislada zona del departamento de La Guajira. El aparato de color azul, de unos 20 metros de eslora y cinco de manga, estaba equipado con dos propulsores diesel, timón hidráulico, sistema de comunicaciones, una torreta y construido en fibra de vidrio, indicó un comunicado de la Armada, divulgado ayer por la noche.
La motonave, con líneas aerodinámicas, fue descubierta camuflada a la sombra de árboles y junto a ella había una estructura metálica para su transporte.
El pequeño submarino estaba ubicado a unos 10 kilómetros de aguas del Caribe, "desde donde presuntamente sería utilizado para transportar narcóticos hacia el exterior", dijo el informe naval.
El hallazgo se produjo entre las poblaciones de Nazareth y Puerto Estrella, en el punto más septentrional del país.
No se indicó si fue hallada droga o vestigios de la misma en el sumergible, ni de capturas en el árido sector donde fue hallado.
En julio pasado, la Fuerza Naval del Pacífico logró decomisar otro sumergible, pero con capacidad para el transporte de cuatro toneladas de droga en el departamento del Chocó.
Durante el procedimiento fueron arrestadas cuatro personas.